sábado, 1 de noviembre de 2008

Mis ejércitos. El granadino.

Este es el tercer y último ejército con el que juego actualmente, el granadino nazarí. Es el último que me pinté. Llegué a mi tope de saturación en cuanto a ganas de pintar. Nunca más lo he hecho. Una vez concluido, decidí que mis futuros ejércitos irían a golpe de talonario.

Esta es su ficha técnica.

Libro: 4
Período histórico abarcado: 1340 d.C. a 1492 d.C. Yo suelo jugar el período de alrededor a 1400 d.C.
Característica principal: No tiene ninguna tropa de choque (salvo 3 elementos de Caballeros). El resto es una masa ingente de tropas ligeras y ballesteros, regulares e irregulares partes iguales, más o menos.
Años que hace que lo tengo: 8.
Número de miniaturas que lo constituyen: 348
Puntos de ejército disponibles: 482.
Motivo por el que me lo hice: Estaba cansado de jugar con el teutónico, ya que el prusiano no lo jugaba habitualmente, así que busqué un ejército que no tuviese pegada pero fuera difícil de ganar. En DBM, los Psiloi i las LH eran virtualmente inmortales e indestructibles, con lo que encontré en el granadino la combinación casi perfecta de 26 elementos regulares de LH (mas dos generales) y la burrada de hasta 70 Psiloi. Quería ganar a base de emboscadas y ataques al flanco en lugar de con choques frontales como hasta entonces. Quería un cambio en mi vida, vaya. Con DBM lo pude conseguir, a veces. Con DBMM está en el lugar que le corresponde, a merced de sus enemigos.

He aquí la maleta que lo alberga.

Y aquí la panorámica general de despliegue en todo su esplendor.

Con este ejército ya notaba los efectos de la desgana de pintar, así que decidí, que las tropas montadas me las pintaría un profesional. A golpe de talonario, vaya. Así lo hice. La totalidad de la LH, los generales y los Kn me los pintó uno de los mejores miniaturistas en activo, que precisamente es miembro de Alpha, el Sr. Alfons Cánovas.

Y para muestra, un botón, como se suele decir.

Estos elementos de generales son una auténtica preciosidad. ¡En las banderas hay escritos versículos coránicos reales! Eso es tener pulso, lo demás son tonterías. Atención al detalle de las esferas doradas de los extremos de los estandartes. El Sr. Cánovas me dijo que eran elementos de collares y pulseras pertenecientes a bisutería de su mujer que no usaba, o al menos eso creía él. Desmontó los collares y añadió las filigranas a escudos, banderas, bardas y pectorales. Precioso. Comparando, mis minis no están pintadas, sino cubiertas de pintura.

Eso me convenció que, en esta vida, hay que dejar el trabajo de verdad a los profesionales. Desde entonces no he vuelto a pintar nunca más, ni creo que vuelva a hacerlo.

Aquí otro detalle de la riqueza ornamental de mis fastuosos granadinos.

Como se puede observar, los tochones de los escudos son de bisutería también. Una pasada.

Es un ejército grande, de mucha tropa barata y con poco punch. Un ejército con el que no puedes ir a ganar, sino que debes esperar a que el otro cometa errores para que tu los puedas aprovechar. Y no lo digo como crítica. Es una forma de jugar tan válida como cualquier otra.

5 comentarios:

Nameless dijo...

¿Cómo va a tener punch un ejército con bisutería fina? jejeje

David Cantó dijo...

Ahí le has dado... :D

Erwin dijo...

Es un ejército muy bonito, deberías sacarlo a pasear más a menudo.

Anónimo dijo...

Me gustaría volver a jugar contra este ejército. Esas LH y yo todavía tenemos una cuenta pendiente...

Ricardo

;D

David Cantó dijo...

Es bonito, sí, pero te pegan cada crujida que alucinas! :)