sábado, 26 de julio de 2008

Sobre mi avatar

Vayamos a lo realmente importante de este blog, hablemos de mí. Como todo buen egocéntrico, debo dosificar de forma adecuada mi exceso de ego para no saturar a mis interlocutores. Por ello, hoy sólo comentaré brevemente mi avatar, la imagen que me identifica, con la que me identifico y que, en definitiva, sintetiza mis proyecciones psicológicas y emocionales.

Mi avatar es una imagen de la estatua de Winrich von Kniprode que se halla actualmente en el castillo fortaleza de Marienburg (actualmente Malbork, en Polonia).


Hace 15 años, en el único interrail que he hecho en mi vida, estuve allí. En futuras dosis de egocentrismo, mostraré algunas fotos de aquella maravilla histórica.

Este hombre es uno de los más importantes Grandes Maestres de la Orden Teutónica. Lo cierto es que me fascina la historia de esta Orden desde los 14 años. Siendo ya adolescente, y de forma inconsciente, percibí que yo participaba del mismo leitmotiv que la Orden en su periodo de máximo esplendor. Una vida dedicada a la entrega absoluta, irracional y sin opción al fracaso para un objetivo tan idealista como inalcanzable y, lo que es peor, estéril. Las connotaciones de carácter sexual (que siempre las hay), por el momento, las reservo, nuevamente, para futuras dosis de egocentrismo.

Para saber quien fue este personaje y su contexto os dejo estos enlaces:

Sobre mi avatar
http://en.wikipedia.org/wiki/Winrich_von_Kniprode

Sobre la capital de mi Orden
http://www.zamek.malbork.pl/en/index.html

Sobre mi amada orden
http://en.wikipedia.org/wiki/Teutonic_Knights

Ahora ya sabéis por qué tengo un ejército teutónico desde 1989. El año que viene hará dos décadas de ello. De ahí también que tenga un prusiano medieval, su principal enemigo histórico en el siglo XIII.