martes, 7 de julio de 2009

Cumpleaños feliz. Y segunda parte.

El tiempo, casi siempre, suele poner a las cosas y a las personas en el sitio que les corresponde. Después de un año de blog, ahora puedo decir que DBMM ya no está en peligro de extinción. No es una especie dominante, cierto, pero todo se andará :). De ahí que ya no necesite toda esa jerga milenarista mesiánica con la que empecé. Estoy más tranquilo porque sé que he podido consolidar (y ampliar con creces) el núcleo duro de jugadores que perdí hace más de un año. Con la supervivencia, de momento, garantizada, ya puedo relajarme mucho más.

Ahora hagamos un poco de balance, algo que siempre permite contextualizar cómo han ido las cosas.

Activos de DBMM disponibles durante el primer semestre de 2008, antes del inicio del blog.

1. Tres jugadores (incluyéndome a mí mismo).

Activos de DBMM a fecha de hoy.

1. Alrededor de 20 jugadores (habituales y no habituales) en el área de Barcelona.
2. Una docena de jugadores en el área de Madrid (descubiertos gracias al blog, aquí no intervine para nada).
3. Una decena de jugadores en el área de Palma de Mallorca (igual que el caso anterior).
4. Cuatro blogs activos dedicados total o principalmente a DBMM.
5. Un foro online activo y consolidado dedicado en exclusiva a DBMM.
6. Seis demostraciones hasta la fecha realizadas en solitario o con la colaboración inestimable de otros jugadores.
7. Un Games Day organizado y un segundo programado.

Modestia aparte, no está mal. Ahora es cuando viene la secuencia de imposición de medallas, discursos oficiales de agradecimiento por parte de las autoridades competentes y noche de sexo salvaje con la explosiva prota como compensación tras constatar que yo tenía razón. :)

Y ahora un poco más de autobombo. Un año de blog da para un primer recopilatorio de sus momentos estelares. He aquí una pequeña recopilación de los que considero puntos de inflexión en mi evolución como bloguero.

1. El hallazgo de Carlos. Realmente un pilar fundamental de la actual comunidad de jugadores en el área de Barcelona. Su blog le ha dado una dimensión que trasciende DBMM en sí.
2. El hallazgo de Xavi. Todo lo dicho para Carlos se hace extensivo para Xavi, con la adición de ser amigo mío desde hace ya 15 años, que se dice pronto.
3. Ver que las cosas pueden ser distintas. Recomiendo encarecidamente la lectura de “La revolución copernicana”, de Thomas Kuhn. En ella desarrolla parte de su tesis, que sería posteriormente conocida mundialmente como “cambio de paradigma”. Esta entrada fue una de cambio de paradigma para mí. Ver que la realidad puede ser distinta no pasa cada día.
4. Satisfacer mi ego. En este triplete de entradas descubrí el placer intenso que me produce exponer mi ego de forma pública. Es embriagadoramente excitante. No me explico cómo he podido vivir hasta ahora sin el blog. No exagero cuando digo que ha sido una medida terapéutica para mí.
5. La fuerza del medio. Con estas entradas constaté la potencia que tiene un medio tan aparentemente modesto como un blog. Una vez creada una imagen, una “marca”, se asume que cuanto provenga de ella es coherente con lo que ha sido hasta ese momento. ¡Cómo gocé con esto! :D Recordad siempre el lema de los Expedientes X: “trust no one”.

Todo ello me lleva a pesar que este próximo año puede ser mucho mejor. Sigo disfrutando con el blog, tengo un importante repertorio de jugadores contra los que echar una partida, hay un grupo fiel de lectores de mis andanzas…sólo necesito conocer a mi Irina real para estar en el mundo perfecto. :) A los que me habéis seguido desde el primer día, gracias. A los demás, espero que os apetezca seguir leyéndome en el segundo aniversario.

En definitiva, no está mal para haber estado remando contra corriente.

7 comentarios:

Nameless dijo...

Está muy bien todo esto, pero lo que más me ha gustado (soy un sentimental) es que seas mi amigo :)

David Cantó dijo...

Harás que me ponga a llorar :D

Erwin dijo...

BUUUAAAAAAAAA!
snif snif
Solo nos queda decir:

TODOS A UNA!
COMO FUENTEOVEJUNA!

Ricardo dijo...

¡Eso!
¡Vamos a cargarnos al Comendador...!


;)


Bueno, aunque también podemos celebarlo yéndonos a cenar...

Juanjo dijo...

Puestos a celebrarlo... ¿no es más propio de unos bravos guerreros meter alcohol de por medio? A saber si en ese momento de iluminación beoda podremos comprender, al fin, todos los misterios de este reglamento insondable.

Erwin dijo...

Suscribo eso!!!
Hips!
Voto a tal!
Hips!

Ricardo dijo...

¡Me apunto!

Aunque creo que ni moraos de Jumilla podamos entender los "porqués" del Sr. Barker...

;)