sábado, 1 de octubre de 2011

Mis libros (15): Más allá de la Biblia

Esta ha sido la segunda lectura estival que os quiero presentar. No tan extensa como la anterior, pero no menos fascinante. A diferencia de la gran mayoría de trabajos que leo, en los que no me preocupo tanto del autor como del contenido del mismo, en esta ocasión aposté a caballo ganador. Ya tengo en mi haber dos obras previas del profesor Mario Liverani. Ambas impagables. Algún día espero presentároslas brevemente. Sabía que no habría sorpresas desagradables. Y acerté. Caluroso(emoticono de chulo sobrado).

DBMM 001

Comienzo por el único punto negativo del libro: el título. Se nota a la legua que está pensado como anzuelo comercial. Todo lo que incluya la palabra Biblia vende, como cualquier editor mínimamente decente sabe, de modo que el auténtico título (enmascarado como subtítulo) Historia antigua de Israel, describe realmente lo que vas a encontrar en su interior.

Y para dar inicio a las loas comenzaré diciendo que dentro encontré un auténtico jardín de las delicias historiográficas. Imposible resumir aquí todos los hallazgos proporcionados por estas páginas.

Datos técnicos. 443 páginas (más otras 70 de bibliografía). El período abarcado se inicia a finales del bronce tardío, concretamente con la llegada de los Pueblos del Mar al Levante, y concluye con la dominación persa, unas tres generaciones antes de la llegada de Alejandro Magno. La distribución general es en dos partes.

Primera parte. Una Historia Normal. Le perdono al profesor Liverani la fuerte carga ideológica de este título. En ella se realiza un repaso detallado desde el punto de vista histórico del proceso de formación de lo que hoy llamamos Israel desde la desaparición de la influencia egipcia en Palestina tras la llegada de los Pueblos del Mar en el siglo XII a.C. hasta la deportación de Nabucodonosor en el siglo VI a.C. Incluye datos arqueológicos, epigráficos y documentales de forma convencional que permiten constatar como los reinos de Judá e Israel no pasaban de ser formaciones políticas de carácter menor rodeadas por otras de las mismas características que sólo podían surgir (o resurgir) entre intervalos de ocupación de los diversos imperios que ejercieron su supremacía en la región a lo largo de los siglos. Interesante de por sí, pensé que todo el libro sería así. Me equivoqué. Para bien.

Segunda parte. Una Historia Inventada. Qué difícil es encontrar hoy por hoy intelectuales que llamen a las cosas por su nombre. Por eso me gusta Liverani. Sólo esta parte ya habría dado para un libro en exclusiva. A diferencia de la anterior, esta se centra más en el desarrollo ideológico producto de la Cautividad y que da nacimiento al judaísmo como se entiende en la actualidad. Liverani presenta el Antiguo Testamento bíblico como un producto de la Diáspora en Babilonia, literalmente. De ahí el título de esta parte. Los mitos que conocemos hoy en día sobre el origen de la creación, el jardín del Edén, el diluvio universal, la esclavitud en Egipto, el Éxodo con Moisés o la conquista de Canaán, por citar sólo algunos, son elementos de una “historia necesaria” para explicar la realidad social y política de los sacerdotes yaveístas de la Diáspora (babilónica primero, persa después) que proyectaron hacia atrás en el tiempo para así justificar su retorno y su visión social y cultual. Maravilloso. Me resultó inevitable pensar en los millones de vidas humanas arruinadas en el pasado y en el presente por lecturas literales de estos textos.

No quiero espoilear más el libro. Tenéis que leerlo para saborearlo en su plenitud. Sólo por él ha valido la pena este pasado infernal mes de agosto. Más que recomendable.

3 comentarios:

rMora dijo...

Tiene muy buena pinta!!!
Otro que apunto para la pila!
Si puedes decirme la editorial que lo ha publicado, te estaré enormemente agradecido.

rMora dijo...

Ed. Crítica (larga vida al google!!!)

David Cantó dijo...

Efectivamente. Espero que te guste. ;)