martes, 20 de julio de 2010

Nuevo jugador

Uno de los fenómenos más maravillosos de la naturaleza es el de la siembra y la germinación. Con esta cursilada, fruto de los efectos del calor asfixiante barcelonés, he querido empezar esta entrada como burda metáfora de otro éxito de mis campañas de proselitismo (modestia aparte).

Os presento a nuestro nuevo prosélito, Arnau:

Lo conocí hace unos meses en mi primera visita a la Associació Lúdica Stronghold. Si os fijáis en la imagen de entonces, es el de la derecha. Inexplicablemente, lo llamé Marc, cosa que no dice mucho de capacidad de retención de nombres.

La cuestión es que todo apunta a que tendremos otro ejército romano en el mundo, aunque su rengo de interés histórico llega hasta el Medievo. Evidentemente, ya le he empezado a enseñar con la nueva versión 2.0.

Bienvenido a DBMM, Arnau.